Loanny Picado

El cuerpo expuesto a su extremo físico, muchos fueron los que compitieron, pero sólo los más fuertes completaron el Triatlón, una de las pruebas más impactantes en los XI Juegos Deportivos Centroamericanos.

La salida era desde el puerto de San Juan del Sur, en un trayecto que implicaba nadar kilómetros y medio por las costas de la playa rivense, luego tomar la bicicleta y pedalear 40 km y para concluir 10 km de trote hasta cruzar la meta.

Las 6:30 de la mañana 15 mujeres estaban el punto de salida, dispuesta a comerse las aguas. La chicharra fue la pauta que indicó el inicio de una voraz competencia.

En el primer tramo de trayecto de natación se divisaban las ticas, pero fue hasta que salieron las primeras tres de las aguas es que se notaba el dominio que tomaba la vigente campeona, Alia Cardinales.

La atleta tica toma con rapidez su bicicleta y emprendió a velocidad su segunda prueba, a la cual le imprimió físico, fuerza y empeño, que le valió la medalla de Oro en la categoría femenina, llegando a la meta con un tiempo de 2 horas:20 minutos;49 segundos.

La siguiente en llegar al destino final fue Raquel Solís de Costa Rica que se llevó la medalla de plata con tiempo de 02:24:44. Bárbara Schoenferd de Guatemala se alzó con la presea de bronce con un tiempo de 02:28:57.

“Es una competencia de mucho esfuerzo físico y gracias a Dios he revalidado la medalla de oro por segundos juegos consecutivos, la gané en San José y ahora en Nicaragua. Es un honor llevarle esto a mi país”, expresó Cardinales, tras su victoria.

La competencia en masculino fue un poco más reñida de lo esperado. Alrededor de 35 atletas participaron en esta prueba, pero los que dominaron desde el primer tramo fueron los panameños y los costarricenses.

El cierre fue de infarto, Petter Vega de Panamá se apoderó de la prueba completando un tiempo de 02:03:48 para llevarse la presea dorada de la competencia. Por su parte, Paulo Herrera de Costa Rica llegó con las últimas fuerzas que le quedaban a la meta para quedarse con el segundo lugar con tiempo de 2:05:11, en tanto el panameño Armando Abaunza con tiempo de 02:06:49 se llevó la medalla de bronce.

“Creo que es algo hermoso ganar la medalla de oro para Panamá, esto va por mi país”, dijo Vega, luego cruzar la meta.

Entre desmayos, abrazos, llantos y risas, los atletas que participaron en la competencia dieron todo que tenían de sí para completar la prueba, porque al final lo que realmente importa es terminar lo que ya se inició.