Francisco Jarquín

En Atletismo
La medalla dorada y con récord incluido de la lanzadora jabalina nicaragüense Dalila Rugama fue de lo más emocionante que se vivió en los eventos de atletismo en los XI Juegos Centroamericanos. El sueño de Dalila, a sus 33 años, era lograr su cuarta presea de oro en cuatro juegos que ha participado desde 2001 en Guatemala hasta estos de Managua 2017.

Era su sueño lograr esta presea y convertirse en la única nica con más doradas en Juegos Centroamericanos en Atletismo. Hubo mucha emoción, y entre lágrimas, celebró su nueva marca de 53.47 metros, dejando atrás los 49.48 que logró en San Pedro Sula en 2006.

Otro impacto especial en los juegos fue la actuación de Erick Barrondo, el marchista guatemalteco que ostentaba medalla olímpica, preseas en Centroamericano y del Caribe, Panamericanos, Mundiales, Bolivarianos y solo le faltaba medalla en los Juegos Centroamericanos y la consiguió en marcha de 20 kilómetros, brindando una actuación especial para los Juegos.

En Natación
Con todas las condiciones tecnológicas que brindaba el Complejo de Piscinas Michele Richardson, se aseguraba que ofrecería muchas ventajas para que los nadadores hicieran con más velocidad sus pruebas. Y así fue, se impusieron 36 récords en 40 pruebas, destacando la selección de Guatemala con 17 medallas de oro con 16 nuevas marcas centroamericana.

En lo individual impactó el nadador olímpico, Luis Carlos Martínez de Guatemala. Ganó seis medallas de oro, todas con récord. Con esas seis doradas, empató una marca que lograron en los Juegos de San José 2013, la salvadoreña Pamela Benítez y Edgard Crespo de Panamá.

Sumemos a lo que hizo Martínez, lo que lograron sus compatriotas, Erick Gordillo a sus 18 años, con cinco medallas de oro, y Gisela Morales con cuatro preseas del metal precioso, que la convirtieron en la única mujer con 12 medallas de oro en cuatro Juegos Centroamericanos.